Toda historia merece su final feliz... ¡ellos lo han conseguido!